//
tú estás leyendo...
Política

Gerardo Morales, en calzoncillos: “Fui infiel y me arrepiento”

Gerardo Morales Preside la Unión Cívica Radical pero no parece aburrido. Participa de una comparsa en el carnaval jujeño mascando coca porque ama “endiablarse”. Fue mozo de tren y bicicletero. Su fama de mujeriego. Su compulsión a gastar.

Pincha un pedacito de queso y otro de jamón ahumado en una mesa del café Los Angelitos. Suele ir allí para escuchar un poco de tango y degustar alguno de los platillos o simplemente para disfrutar de una rica picada. Se lo ve serio, formal y hermético; sin embargo, no pasa mucho tiempo hasta que larga su primera carcajada pícara. Poco después, entre bocado y bocado, Gerardo Morales se anima a revelar algunos de sus secretos.

–¿Fue mozo y lavaplatos?

–Sí, fui mozo en los coches comedores del tren que dependía del Belgrano. Mi viejo era ferroviario, así que cuando él se enfermó yo empecé a trabajar ahí. No me olvido más de que con el movimiento había que tener mucho cuidado cuando abrías las gaseosas. Al empezar, puse una soda en medio de la mesa, donde estaban comiendo cuatro personas, y abrí la botella y bañé a todos Después supe que había que volcarla un poco e ir abriéndola inclinada.

–¿Qué más recuerda?

–¿Sabe dónde dormía? En la mesada de la cocina. Tirábamos unas frazadas y una colchoneta y ahí dormíamos. Yo tenía dieciocho años. Rendí libre quinto año. Me recibí de perito mercantil y empecé a trabajar en la administración.

–¿Tiene amigos de esa época?

–¡Claro! Tengo del secundario y de la universidad especialmente.

–¿Y de los coches comedores?

–No, porque estuve un año trabajando allí. Después puse una bicicletería en Jujuy con un primo. ¡Fui bicicletero también! Sé arreglar un piñón pero no aprendí a soldar. Luego entré a la universidad y empecé a trabajar en el Instituto de Seguros. También hice encuestas. Para ese entonces, ya era militante de Franja Morada.

–¿Alguna vez se peleó con un amigo por una mujer?

–No (duda). ¿Con un amigo por una mujer? No, no. Sólo tuve una novia que se peleó conmigo y al mes siguiente se puso a salir con un amigo mío (risas). Pero igual seguimos siendo muy amigos. Teníamos diecisiete años. Ella sólo pasó de manos (risas).

–¿Qué cosa no le perdonaría a un amigo?

–Para mí es muy importante la lealtad. No quiere decir que siempre uno esté bien con el otro. Pero es importante que te digan la verdad, aun cuando las cosas están mal. Creo que descubrís a las personas cuando te las cruzás en la política. Ahí se sabe cuáles son sus límites. La política exhibe a las personas y las muestra tal cual son. Igual, he hecho buenos amigos.

–¿Y qué no le perdonaría a una mujer?

–También, la falta de lealtad y sinceridad. Pueden llegar a dejar de quererte, de amarte y aun en ese caso, la sinceridad es central.

–Es decir, ¿no perdonaría una infidelidad?

–En realidad, ésa es una cuestión complicada para mí.

–¿Por qué complicada?

–Porque tendría que ser ida y vuelta el tema. Y ha pasado que uno fue infiel.

–¿Está confesando que fue infiel?

–Así es; pero es duro.

–¿Y se lo han perdonado?

–Sí. Gracias a Dios, sí.

–¿Se arrepintió?

–(Duda). Sí, pero a veces después de veinte años de matrimonio se dan situaciones particulares. Sin embargo, me asigno la responsabilidad y no le echo la culpa al desgaste de la relación. Me arrepiento, claro.

–¿Cuánto lleva de casado?

–Veintitrés años. Tengo tres hijos. Con mi mujer estamos mucho más consolidados ahora. Siempre estuvimos bien, pero todo lo que sucedió ha puesto en debate algunas cosas que a veces no están en debate. Le diría que hoy estamos como en los primeros tiempos. Bastante bien y eso es central en mi actividad. No se puede aguantar la política si no se tiene consolidada la familia. Yo estoy a full, nunca tuve problemas con mi esposa, siempre me aguantó, me acompañó, volvía a las tres de la mañana y nunca tuvo ninguna desconfianza.

–¿Ahora lo controla más?

–Sí, me tiene mucho más “cortito” (risas).

–Y usted, ¿qué fue lo máximo que le perdonó a una mujer?

–No sé. Mi esposa es medio extraterrestre (risas). Bastante formal, bien hecha a la antigua y tampoco es de las que se va a un shopping y revienta la tarjeta. Al revés, me tiene que estar controlando a mí porque el que gasta soy yo. Yo soy gastador, no me dura la plata en el bolsillo.

–¿En qué le gusta gastar?

–No sé, en cualquier cosa. En la política. Si viene un amigo y necesita, le doy. Yo con lo puesto estoy bien. Me gustaba comprarme buenos vinos pero hace cinco años que ya no lo hago, debido a un problema en el hígado.

–¿Es amigo de sus ex parejas?

–Sí. Tengo algunas ex parejas que son amigas o están casadas con un amigo.

–¿Se refiere a la ex novia que se fue con su amigo cuando usted tenía diecisiete años?

–No (risas). Ése es otro caso. Fueron otras novias de la adolescencia. A mí me gustaba mucho salir y también la joda. La política me cambió en el 82. Cuando empecé a meterme en el centro de estudiantes, cambió mi vida. La política me cambió la vida.

–¿Por esa época conoció a su esposa?

–Sí. Nos enganchamos siendo compañeros del Instituto de Seguros. Yo la conocía hacía rato, pero nunca le había arrastrado el ala (risas). Recién en el trabajo nos enganchamos y luego nos casamos.

–¿Qué le gustó de ella?

–Era una de las mujeres con mejor cuerpo de Jujuy. Aparte de eso, es una gran persona.

–¿Se acuerda adónde la invitó a salir por primera vez?

–La verdad es que había otra compañera del trabajo a la que yo le andaba arrastrando el ala (risas). Pero bueno…, mi esposa me gustaba más. Entonces la invité a tomar un café y ahí empezó todo.

–¿Era mujeriego?

–Me gustaban las mujeres y no me han dejado de gustar (risas). Mi mujer es muy buena. Y… para aguantarme a mí, tiene que ser muy buena. Se hace cargo de la casa y de los chicos. Yo soy un papá que les doy calidad a mis hijos en el poco tiempo que estoy. En ese frente estoy sólido.

–¿Su esposa suele acompañarlo a Buenos Aires?

–Sí, pero no le gusta mucho Buenos Aires. Le gusta Jujuy.

–Usted, ¿qué cosas extraña de Jujuy cuando está aquí?

–El aire fresco, el verde y los cerros. Eso extraño. Normalmente todos los fines de semana me voy a la quebrada y a la puna. Cargo las pilas y logro estar en otra dimensión. Me gusta mucho Purmamarca y San Antonio. Ahí me gustaría tener una casa.

–¿Qué aromas y sabores le hacen acordar a su tierra?

–Los lapachos en flor y el olor de los azahares del naranjo. Y de comidas, el queso de cabra y el choclo blanco dulzón de la quebrada. El cordero y la llama.

–Los carnavales jujeños son muy famosos, ¿ha participado de alguno?

–Me gustan mucho. A mi mujer no le gustan y a mí, sí. Este año estuve en la comparsa de los Chanca Chanca, en Purmamarca. Soy casi miembro de la comparsa.

–¿Qué quiere decir “casi miembro”?

–Vamos al desentierro todos los años. Desenterramos el carnaval detrás del cerro. Desenterramos al diablo y luego hay que volverlo a enterrar. Empieza la euforia, el jolgorio, la joda. Te tenés que entregar.

–¿Qué significa eso?

–Te tenés que entregar al carnaval. Te endiablás totalmente (risas). Hay que soltarse las ataduras y que pase lo que sea. Voy siempre con mi esposa, desde luego. Si no, me mata.

–¿Usted usa máscaras?

–No. Hay algunos que se disfrazan de diablos, pero yo no. Me pongo albahaca para ahuyentar los malos espíritus y masco coca para aguantar. La última vez estuvimos bailando desde las cuatro de la tarde hasta las cinco de la mañana. Bailando y hablando con los amigos. Eso fue en Purmamarca. En Tilcara fui padrino de la comparsa Pocos pero locos.

–Cuando era más joven, ¿también iba a los carnavales?

–Sí, a mí siempre me gustó. Cuando me casé, dejé de ir algunos años porque a mi esposa no le gustaba. A mí me gusta ir a carnavalear. Ahora es muy familiar, voy con mi mujer, los chicos y la llevo a mi vieja, que tiene 80 años. Hacemos un esquema muy familiar, pero como dicen los chicos, nos reventamos como cohetes.

–¿En qué otros momentos siente que se desinhibe?

–Con mi esposa. Cuando nos vamos solos y viajamos.

–¿Cuándo fue la última vez que estuvo contento?

–Cuando lo saqué a mi hijo del hospital la semana pasada.

–¿Por qué su hijo estaba en el hospital?

–Lo tuvimos que internar porque lo agarró una patota en Córdoba, donde él estudia Abogacía. Le agarró una infección en el cuello a raíz de eso. Tiene 22 años, es un perro verde. Salió de un boliche y había entre ocho y diez chicos que estaban agrediendo a una pareja y entonces él y sus tres amigos salieron a proteger a la pareja y los agarraron a ellos. Finalmente, estuvo siete días internado. Cuando salió, me sentí feliz.

–¿Recuerda algún hecho que lo haya entristecido?

–No soy depresivo. Pero desde luego, la muerte de mi viejo. Éramos carne y uña. Yo soy ajedrecista. Jugaba al ajedrez. Jugué con Bobby Fisher en la simultánea y fui campeón del Noroeste cuando era chico. Y mi viejo siempre se me instalaba al lado. Cuatro o cinco horas. Era un obsesivo conmigo. Fue muy duro haberlo perdido. No volví a jugar más.

–¿Ahora cada tanto juega algún partido?

–No. Tengo miedo de volverme a meter. Te lleva tiempo. El ajedrez es como una adicción.

–¿Hay algo que le gustaría hacer pero que aún no se atrevió?

–Pintar cuadros y escribir un libro. Creo que es una manera de descargar y hasta por ahí de realizarse. Lo voy a hacer algún día.

–¿Como quién le gustaría pintar y sobre qué le gustaría escribir?

–No sé… a ver… Me gustaría escribir una novela como las de García Márquez.

Fuente: Diario Crítica. Sección: Políticos en calzoncillos.
About these ads

Acerca de Prensa Jujuy

“La libertad de expresión lleva consigo cierta libertad para escuchar” (Bob Marley)

Comentarios

4 comentarios en “Gerardo Morales, en calzoncillos: “Fui infiel y me arrepiento”

  1. Que bueno!! la verdad es una persona normal, fue mi compañero de trabajo en ISJ, mi esposo Hugo tiene especial afecto por el a pesar de distintas corrientes politicas.Su esposa (compañera de trabajo) era hermosa cuando se pusieron de novios, me agradaba verlos apoyados en el arbol que esta casi en la puerta de la Esc. Belgrano, yo intui que se casaban y asi fue.Adelante Gerardo,DIOS y la Flia. es lo mejor que tenemos, por supuesto la politica es algo maravilloso pero a veces algunos hombres transforman todo lo bueno que tiene (no es tu caso)te considero inteligente y buena persona. A pesar de los años y los kilitos que las mujeres tenemos a lo largo de nuestra vida como esposas, y Madres, todavia nos sentimos de 20. que Dios te bendiga a vos y tu hermosa Flia.-

    Me gusta

    Publicado por Nelly Baca | 22/04/2008, 11:41
  2. Ese en mi amigo:
    Como siempre humilde y sincero yo soy mas amigo de él,que él mí, siempre lo banque y lo seguire acompañando somos militante desde nuestros inicios, yo con unos años mas, pero de la misma edad. Y con respecto a su esposa es un ejemplo de madre, mujer y compañera en las buenas y en las malas. Hasta pronto.
    Beto

    Me gusta

    Publicado por BETO RIVERO | 23/04/2008, 11:23
  3. una lastima que un ajedresista y una persona sencilla se alla dedicado a la politica, nunca mas vas a poder ser aquel que fuiste….

    Me gusta

    Publicado por Omar | 24/04/2008, 14:35
  4. QUERIDO GERARDO : SI LLEGAS A LEER ESTE MENSAJE POR FAVOR CONTACTATE CONMIGO.HACE TIEMPO QUE ANDO BUSCANDO ALGUNA PERSONA QUE HAYA ESTADO ,VISTO O HABLADO CON BOBBY FISHER CUANDO ESTUVO EN JUJUY PORQUE DESEO ESCRIBIR UN ARTICULO AL RESPECTO , PERO AL UNICO QUE ENCONTRE FUE AL PERIODISTA JARMA QUE SOLO ME DIO UN SOLO DATO AL RESPECTO. MI DIRECCION DE CORREO ES nickymanzur@yahoo.com.ar ESPERO TU RESPUESTA.GRACIAS.

    Me gusta

    Publicado por NICKY MANZUR | 09/04/2011, 19:35

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 4.209 seguidores

%d personas les gusta esto: