Ataque de la ODIJ a municipales: “Se ejerce el terrorismo de estado”, dijo Santillán

CONFERENCIA DE PRENSA. A un costado, el casco destruido.
CONFERENCIA DE PRENSA. A un costado, el casco destruido.

Estamos viviendo en un cuasi estado dictatorial, donde se ejerce el terrorismo de Estado, porque los que atacan son funcionarios públicos junto con hordas que actúan como fuerzas paraestatales. En este caso, son los mismos de siempre y tienen realmente una cuestión de persecución con los trabajadores del SEOM”.

Así inició Carlos Santillán la conferencia de prensa realizada esta tarde al dar cuenta del cobarde ataque comandado por el diputado Emilio Cayo y un grupo de choque de la ODIJ contra recolectores de residuos municipales que fueron a pedir que se trate un proyecto de pase a planta permanente en el Concejo Deliberante.

Esta mañana, unos 30 recolectores de residuos, agremiados en el SEOM, fueron al Concejo a preguntar en qué estado se encuentra el expediente con el proyecto de pase a planta permanente, presentado meses atrás. Según los testimonios recogidos, al ingresar los obreros del SEOM, el concejal José Luis Bejarano se asustó y rápidamente convocó al diputado Cayo, quien concurrió llevando en camiones volquetes a unas 150 personas con cascos y uniformes de la ODIJ.

Tras la reunión de los obreros con los ediles, quienes se comprometieron a analizar modificaciones en el presupuesto para garantizar el pase a planta, los municipales se retiraban pacíficamente pero Cayo y Bejarano dieron la orden de atacar a los pocos que quedaban. “Como consecuencia de esta cobarde agresión, resultaron heridos dos compañeros municipales, uno de ellos, Álvaro Sandoval, del equipo de prensa del SEOM, cuya moto fue destrozada y recibió múltiples golpes y pedradas”, se indicó, en un comunicado.

“Nuevamente, vemos camiones de la ODIJ que llegan comandados por el diputado Cayo. Por eso, nuevamente, los compañeros agredidos hicieron la denuncia correspondiente y fueron trasladados al hospital. Por suerte, el compañero Álvaro tenía el casco puesto, porque si no tendríamos que hablar de un municipal muerto”, dijo Santillán.

“La justicia no actúa. El Concejo Deliberante parece ahora una sede de la ODIJ y nuestros trabajadores parece que no pueden ir a peticionar. Tal vez tampoco podamos ir a la Legislatura porque también nos van a querer hacer lo que les hicieron a los compañeros esta mañana. Por eso, creo que se está ejerciendo el terror de estado contra ciudadanos y trabajadores que lo único que pretendemos es que nuestros compañeros estén un poquito mejor”, señaló.

Santillán dijo que al enterarse de lo que sucedía, se puso inmediatamente en contacto con el intendente y con el presidente del Concejo, así como con el ministro de Gobierno, Alberto Matuk, pidiéndole seguridad para que la policía intervenga “y no permita que los maten a los compañeros”.

“Queremos dejar en claro que fueron trabajadores municipales los atacados. No vayan a decir después que son dos facciones sindicales enfrentadas, como en el tiempo de la dictadura. No más teoría de los dos demonios. Acá, hay un solo demonio”, concluyó Santillán.

Cobarde ataque a un trabajador de prensa

Álvaro Sandoval, integrante del equipo de Prensa del SEOM, relató que “junto al compañero Miguel, que es fotógrafo del SEOM, nos dirigimos al Concejo Deliberante para cubrir esta situación que se estaba dando. Llegamos, hicimos unas tomas, escuchamos la respuesta que habían tenido los compañeros de recolección de la gente del Concejo y en un momento tuvimos que salir”.

“En la puerta había una gran cantidad de integrantes de la ODIJ y al momento de salir, salió nuestro grupo, pacíficamente, y por atrás, no sólo los miembros de la ODIJ sino también el diputado Cayo y Bejarano comandando a todo ese pelotón. En el momento en que disponíamos retirarnos del lugar, vemos que el secretario Gremial del sindicato estaba dando una nota de prensa y ante los rumores que escuchábamos del cuerpo que nos venía siguiendo, nos acercamos a decirle que se retire porque corría peligro su integridad”.

“En ese momento, escuchamos que Bejarano da la orden de que nos ataquen. No sé que cantidad de gente habrá sido, porque yo estaba en moto con un casco y con un compañero más que estaba circunstancialmente en el lugar. No nos dejaron arrancar. Levantaron la moto por el aire, la tiraron y a nosotros nos empezaron a patear y a tirar piedras. Lo que recuerdo claramente es que me arrojaron una piedra en la cabeza, que impactó en el casco y aún me duele. Cuando estaba en el suelo, me dieron una patada en el casco que rompió el acrílico delantero”.

“Después de varios golpes, aparecieron dos o tres policías que se arrojaron encima nuestro y que recibieron las pedradas, los golpes y todo lo que estaba destinado hacia nosotros. Lograron, en cierta medida, minimizar la golpiza, aunque no la frenaron del todo, porque luego nos refugiamos en una casa cercana y seguían lloviendo las piedras. Es más: la infantería se había retirado, replegándose hacia adentro del Concejo. Todos estos hechos ocurrieron sobre la cinta asfáltica (avenida Bolivia). Ahora, mi moto está destruida, en la brigada para las pericias”, finalizó.

Vale indicar que uno de los policías que cubrieron con sus cuerpos a los trabajadores municipales actualmente se encuentra hospitalizado con innumerables politraumas y lastimaduras. Los efectivos ya declararon en la seccional correspondiente.

AFILIADOS DE LA ODIJ OCUPARON EL ESTACIONAMIENTO DEL CONCEJO DELIBERANTE
AFILIADOS DE LA ODIJ OCUPARON EL ESTACIONAMIENTO DEL CONCEJO DELIBERANTE
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s