Ingenio La Esperanza: La gestión K vino a vaciar y embolsar ganancias

"Chopper" Egüez
“Chopper” Egüez

Por Silvio “Chopper” Egüez* – El paro del lunes 19 en el Ingenio La Esperanza fue porque no pagaron la liquidación de fin de zafra, aguinaldo y vacaciones, después de una buena cosecha, con 62 mil toneladas de azúcar y 11 millones de litros de alcohol. La mayoría de los compañeros se van a otros lugares a trabajar, algunos son golondrinas, y necesitan sí o sí cobrar todo, porque son temporarios. La administración del funcionario del gobierno, Jorge Neme, apostó a no pagarnos la liquidación, y que nos conformemos solo con continuidad laboral que nos prometieron. Pero desde la base forzamos a Ortiz, Juárez y Bautista, los secretarios del sindicato azucarero, a ir al paro y al corte del puente San Pedro. Con las medidas de fuerza hicimos que el gobierno deposite lo que nos adeudaba.

Los negocios del gobierno

Cómo puede ser que hoy esta administración, que recibió millones de subsidios y embolsó millones de ganancia, dice no tener plata, y jura que peligra la reparación para poner a punto la fábrica, el transporte y campo.
Los únicos que han hecho negocios son los que han alquilado maquinaria a la empresa, entre ellos gran parte de la administración gubernamental que hacen su negocios. A nosotros, los ingenieros que pasaron por aquí no nos enseñaron nada, y muchos de ellos participaron del desguace del ingenio. Sólo vinieron a hacer daño y robar, como Persoglia, Díaz, Povinia y muchos otros. Cuando lo más urgente en el ingenio es la reparación del ingenio, y cada trabajador sabe lo que hay que reparar urgente, los millones de pesos de subsidio que el gobierno anuncia nunca aparecen, no lo vemos los obreros, no se vuelca al ingenio.

Yo opino que la gestión kirchnerista sólo vino a vaciar el Ingenio La Esperanza, y a embolsar para ellos la ganancia. Tanto los síndicos, como la administración judicial, los Roggio y hoy estos administradores, en complicidad con los dirigentes gremiales burocráticos que pasaron y los que están, se apropiaron de las riquezas que generamos los obreros azucareros. Porque aplican una política anti obrera avalada por la burocracia que dirige el sindicato de obreros y empleados azucareros-SOEA-.

Los empresarios que la presidenta Cristina Fernández vino a presentar sólo son testaferros del poder político nacional y provincial. No es como dicen ellos que son empresarios serios; vienen a robar para ellos y para el gobierno. Hablan de la recuperación del ingenio, que invirtieron cientos de millones, y no es así.

Nos trataron de saboteadores a los obreros de trapiche, cuando no queríamos hacer horas extras, porque en realidad no teníamos insumos industriales, faltaban compañeros y trabajábamos en condiciones de extrema insalubridad. Ellos querían justificar sus fallas en la administración del ingenio, dándonos horas extras, y que de modo urgente tengamos a punto el ingenio, cuando demoraron meses en traer los insumos industriales.

La reducción del personal como política K

El año pasado en el ingenio éramos 1.900 trabajadores. Hoy somos solo 1.200 obreros, luego de 500 compañeros que se jubilaron, o los forzaron a agarrar la jubilación anticipada, y sus puestos de trabajo no fueron ocupados por jóvenes obreros. Este año nos quedamos con 900 hijos de los trabajadores que no pueden acceder a un puesto de trabajo. Su política es reducir el plantel obrero al máximo y superexplotarnos a los que quedamos trabajando. Ese es el plan de este gobierno que se dice “nacional y popular.”

Una salida obrera para La Esperanza

Nuestra pelea debe ser por la efectividad y la categoría para todos los trabajadores del ingenio, la incorporación de hijos de trabajadores que cubran las vacantes por jubilación, y por una comisión de control obrero que fiscalice que la plata que llega de subsidios se vuelque para la compra de insumos, para terminar con el desvió de fondos. Pero para esto, nosotros debemos tomar las riendas de nuestro destino, no podemos seguir dejando en manos del gobierno, políticos patronales y dirigentes sindicales burocráticos el destino de nuestra fuente de trabajo y la de nuestros hijos.

Necesitamos volver a hacer funcionar el cuerpo de delegados y poner en pie la asamblea, donde deliberemos y votemos un plan de lucha que garantice los puestos de trabajo, las condiciones laborales, el salario y el verdadero vuelco del subsidio estatal en el ingenio. Solo de este modo vamos a marcarle la cancha al gobierno, que continúa con el desguace, la reducción del plantel de obreros, la malversación de fondos públicos destinados al ingenio, y que se prepara para entregar el ingenio a sus empresarios amigos.

*Obrero de Ingenio La Esperanza, vocal del SOEA y dirigente del PTS.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s