La Trastienda. Muchas cuestiones pendientes

PELLEGRINOPor Roberto Pellegrino – Tengo un serio dilema, hacer explícito mi punto de vista, o limitarme solamente a informar, como suele hacerse en estos pagos.  He recibido bastantes críticas en estos días sobre mis insinuaciones de periodismo militante, de alguien que está implicado en el campo de batalla, tomando partido por alguno de los rivales en pugna, en vez de mantenerse allá, en la cima de la colina, relatando el combate apegado a los hechos. Esta es una vieja discusión sobre el sentido que anima la labor periodística, a la que la sociedad todavía no ha dado una respuesta contundente. ¿Soy objetivo o impongo mi punto de vista?

Creo que esta es una opción falsa, porque detrás del supuesto objetivismo sólo hay un estilo de contar las cosas, una simulación de que están hablando los hechos  y que el periodista casi no existe, de manera tal que el lector siente que está mirando la realidad sin intermediarios. Es el objeto, no el sujeto,  el que se muestra. Un ejemplo muy claro de esto es Clarìn.

Casi preferiría ubicarme en la vereda del frente, del lado de esos que sostienen que los hechos en realidad no importan, que sólo importan las interpretaciones, y que la verdad de los grandes medios es la voluntad y el discurso del Poder. Alguna vez sentí que hacer explícita nuestra opinión sobre las cosas que contamos era una especie de sinceramiento, positivo para periodistas que se han hecho expertos en manipular desde el periodismo “objetivo”. El lema que los alienta pareciera decir manipulemos pero que  no se note. Pero está creciendo otra manera de hacer periodismo, más comprometido con las circunstancias, que no teme decir que él también ha tomado partido en la batalla.

En mi caso pienso que es el momento de los términos medios, ni tan objetivo ni tan militante, pero fundamentalmente dar la mayor cantidad de información posible. Ése sí parece ser un buen norte, mucha y buena información.

¿Se viene la noche para Fellner?

Si algo faltaba para complicar la vida de Eduardo Fellner fue la decisión de la presidente de no autorizar el desdoblamiento de las elecciones en Jujuy. La decisión del mandatario ya estaba tomada y era el único atajo que había encontrado para intentar ganar las elecciones provinciales. La información fue publicada la semana pasada en el Ambito Financiero, y no fue desmentida por nadie. Referirse a la fecha de los comicios es un tema obligado para el gobernador en su mensaje del miércoles que viene a la Legislatura, y si prefiere no mencionarlo es porque hay posiciones dispares entre sus aliados locales  y obviamente con el gobierno nacional.

Son muchas las cosas que se esperan del primer mandatario en el terreno electoral. “Sigue siendo el mejor tiempista” me comentaba un colega periodista que intentaba convencerme que Fellner volverá a quedarse con el sillón de Fascio. Tiene tiempo para adelantar las elecciones  hasta el 26 de abril, y si no se desdoblan debe definir si habrá Paso o Ley de Lemas o seguirá el mismo Código Electoral, y presionar al gobierno nacional para que modifique el artículo 15 de la reglamentación de las Paso, que permite las denominadas listas espejos, que un candidato a gobernador lleve varios candidatos a presidente.

Como si fuera poco, eso no es todo. El gobernador tampoco ha dado señales claras sobre la relación con sus dos principales aliados, Rubén Rivarola yGuillermo Jenefes. Tanto el diputado nacional como el vicegobernador quieren ser compañeros de fórmula de Fellner y según trascendidos que nunca fueron desmentidos, el mandatario habría desechado a los dos. En realidad esos dimes y diretes forman parte de las negociaciones, que aunque no dejen satisfechos a todos, el acuerdo finalmente llegará, porque todos se necesitan.

Las aguas bajan turbias también en la oposición

Por el lado de la oposición tampoco hay demasiada claridad. Hay que esperar para ver cómo arregla Gerardo Morales con el macrismo y el Frente Renovador al mismo tiempo, cuando empezó a correr el rumor de que Massa finalmente se bajará de la pelea. Lo que dicen desde el radicalismo es que a ellos les importa el Frente Renovador porque  son los peronistas opositores a Fellner en Jujuy, más allá de lo que pase a nivel nacional. Pueden darle espacios en las listas, ya que está vacío el cargo de vicegobernador y en diputados provinciales tienen expectativas en conseguir por lo menos diez bancas, además de dos diputados nacionales, igual que en el 2013, lo que les permitirá ofrecer espacios sin problemas.

Con respecto al macrismo local las cosas son más complicadas. Desde ese partido anunciaron que llevaràn candidatos propios en todas las categorías, señalando que el empresario José Antonio Balut será el candidato a gobernador, Jorge Gronda como vice y Dago Pubzolu a legislador provincial en primer término. Dejaron afuera a Isolda Calsina que había decidido apostar a esa fuerza política en los próximos comicio, y que es la única que puede sumar votos en la Capital.

Para concretar un frente opositor importante hace falta la voluntad de todos los protagonistas. Si esa idea no hace carne en el radicalismo, el pro y los renovadores, ese frente no se concretará, y lo peor, dividirán los votos propios entre ellos, permitiendo el triunfo del fellnerismo.

Los radicales parecen haber  aprendido la lección. Están dispuestos a pelear en cualquier escenario, y tratar de sacarle provecho a las adversidades. Por ejemplo, hasta podrían utilizar la Ley de Lemas si es que la impone el peronismo, para facilitar un acuerdo en el que esté la oposición mayoritaria, teniendo en cuenta que el partido de Milagro Sala pateará para el arco de Fellner.

Finalmente, otro elemento importante es la unidad que se avecina en la izquierda más desarrollada de la provincia, con la incorporación del partido delPerro Santillán al Frente de Izquierda de los Trabajadores, según lo admitió Alejandro Vilca. Por supuesto que esto también salió luego de largos tironeos, donde tuvieron que intervenir Jorge Altamira y el Pollo Sobrero para bajarle un poco los decibeles al principal referente local del  FIT, que en el 2013 estuvo muy cerca de incorporar dos diputados a la Legislatura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s