La prensa de #Jujuy, en una encrucijada

Periodismo-comprometido-de-Martin-TognolaPor Roberto Pellegrino – Debe haber habido otros  momentos como éste, pero no lo recuerdo, en el que la prensa jugó un papel tan destacado en el escenario político. No como alguien que refleja lo que pasa en la realidad, sino una voluntad que diseña esa realidad, en un sentido o en otro. Casi hasta un niño lo sabe, los medios se han convertido cada vez más en un factor de poder.

Ya no tiene sentido preguntarse si el periodismo influye en la conducta electoral de los ciudadanos. Su influencia se ha hecho más profunda: agrupa a la oposición, explota determinadas tendencias, organiza los debates electorales y hasta se sienta en la mesa donde los políticos discuten su estrategia, dando consejos, coordinando manipulaciones, en fin, armando el libreto.

No importa señalar si esto es bueno o malo para la democracia. Es lo que pasa, y los políticos deben considerar ese aspecto para su accionar, pero fundamentalmente son los votantes los que deben contemplar esta situación cuando consumen los medios. No hay inocencia ni compromiso, no hay objetividad ni militancia, simplemente intereses. Esto afecta no sólo a los medios opositores sino a todo el periodismo argentino.

Esto que sucede en los medios nacionales también se expresa de alguna manera en nuestra provincia. Pero acá la situación es mucho más descarnada. Son los propios políticos que gobiernan los dueños de los medios masivos. La flagrante transgresión a las normas dispuestas por la ley k de medios (los funcionarios no pueden ser propietarios mediáticos) se disimula por artilugios legales. Pero no solamente ese delito, sino también se violan aquellas elementales disposiciones de contratación que señalan que el jefe de una repartición no puede ser proveedor de la institución que dirige.

El resultado de esta ecuación no redunda en una mejor oferta informativa. Manipular a la gente no sólo consolida el poder sino también es un excelente negocio. Si se analiza la distribución de la pauta oficial esto salta a la vista. Además de ser un volumen importante en dinero,  es altísima la tasa de rentabilidad, ya que el negocio requiere muy poca inversión. Todo es plata dulce.

Pero para aquellos que valoran el optimismo, hay que señalar que la prensa es un sistema y por suerte lo malo se equilibra con lo bueno: todavía podemos ser los francotiradores en la cambiante guerra virtual del siglo 21.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s