“Scioli para la victoria” causa brutal daño paisajístico a la Quebrada de Humahuaca en #Jujuy

El "pintoresco" paisaje que Scioli impone en la Quebrada
El “pintoresco” paisaje que Scioli impone en la Quebrada

Si uno pasa por las calles de la provincia de Jujuy, tendrá la impresión (sólo la impresión) que Scioli sería el único candidato a presidente que hay en la oferta electoral. Y que los jujeños se rinden ante la abrumadora estatura política del gobernador de Buenos Aires. Lo que ocurre es, en realidad, lo mismo de siempre: la organización Tupac Amaru, que cogobierna la provincia con Eduardo Fellner, se sigue apoderando del espacio público y ha copado los muros de ciudades y pueblos con la leyenda “Scioli para la victoria”. De paso –tal como denuncia la oposición- destruyen algún que otro cartel y gigantografía de sus enemigos políticos que se les cruza por el camino.

Este avasallamiento, este acaparamiento de espacios por la fuerza –como ocurre hace 10 años en Jujuy- ha llegado al colmo de lo cívicamente admisible con las pintadas realizadas en la Quebrada de Humahuaca, Patrimonio de la Humanidad. Han pintado garitas, muros, defensas y paredes. Tratan de imponer la idea de continuidad del kirchernismo, insistiendo con sus métodos de coerción hacia la conciencia individual. Sin dudas, Scioli es la garantía de la continuidad del poder de Milagro Sala.

Ante esta gran falta de respeto, un ciudadano de Humahuaca, Waldo Darío Gutiérrez Burgos, quien se reconoce como descendiente del Pueblo Uquía–Omaguacas le envió una nota al candidato Daniel Scioli para denunciar que sus socios locales atentaron contra el patrimonio paisajístico de la Quebrada.

Gutiérrez Burgos, conocido por su defensa del medio ambiente y de los pueblos originarios, se dirigió a Scioli para la victoria “a fin de denunciar y repudiar el modo vandálico, sucio, dañino, vil y grosero de destruir el paisaje cultural de la humanidad realizado por organizaciones partidarias afines a su candidatura, los mismos que con las siglas Titi Guerra, Fuyo, entre otras, intentaron tomar por la fuerza territorio Humahuaqueño regando de sangre su vandálico acto”, protestó.

“Le solicito sea más respetuoso de nuestro Patrimonio inscripto en la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura –UNESCO- en la categoría de PAISAJE CULTURAL DE LA HUMANIDAD, que se encuentra en jurisdicción de la Municipalidad de Humahuaca, parte importante de la región Quebrada de Humahuaca.

Puntualmente, los equipos de Scioli y la Tupac Amaru realizaron pintadas sobre la Ruta Nacional Nº 9, desde la Comunidad de Chucalezna hasta la Comunidad de Hornaditas. “El daño que producen sus grafitis y pintadas sobre las garitas o lugares de espera de colectivos con la leyenda “Scioli para la Victoria”, arruinan todo un recorrido de 45 km aproximadamente, y al parecer Ud. o su equipo desconocen que todo el turismo que nos visita no podrá llevarse fotos de este lugar único y excepcional para la Humanidad, el mismo sitio que la UNESCO reconoció en un acto en el que Ud. estuvo presente junto al actual Gobernador de la Provincia de Jujuy (en Francia en el año 2003), el mismo que hoy con su consentimiento permite de igual manera la destrucción de nuestro Patrimonio”.

Los grafitis “dañan vandálicamente la vista de nuestros paisajes, lugares históricos, religiosos como la Iglesia de Chucalezna, Uquía y sagrados como el Antigal de Calete, El Morado, Sapagua, etc., seguramente a Ud. no le gustará que grafitis de tal magnitud ensucien su casa, su barrio, su despacho o tal vez me equivoque y así sea su personalidad, para con nuestro Territorio y Paisaje Cultural”, lo reta el originario a Scioli.

Y luego le explica que decidió escribirle “no sólo por el respeto que tenemos hacia nuestra Pacha Mama sino por toda la sangre derramada en la Guerra por la Independencia, desde nuestros ancestros Omaguacas hasta la última batalla dada por nuestro pueblo, ante quienes quisieron usurpar este milenario territorio en 2012” (se refiere al ataque e intento de usurpación de un grupo perteneciente a la Tupac Amaru y que derivó en el asesinato de Luis Condorí).

Finalmente, Waldo Gutiérrez hace un pedido a Scioli que parece de imposible cumplimiento: “haga el favor de solicitar a los que ensuciaron en su nombre nuestro rico patrimonio, dejen las garitas de nuestras comunidades sin ningún tipo de propaganda política”.

.
.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s