Milagro Sala, madre de la criatura, no reconoce a su hija: la derrota, en #Jujuy

.
.

La mentira como forma del discurso político de Milagro Sala –todos lo sabemos- es una característica a la que los jujeños estamos acostumbrados. Esa mentira (en ella también se incluyen la difamación, la ofensa y la calumnia) es parte constitutiva de su esencia política.

Milagro Sala, como vocera ideal del kirchnerismo jujeño, utiliza frecuentemente el denominado “principio de la transposición” de Goebbels, creador del aparato de propaganda fascista, mediante el cual carga sobre el adversario los propios errores y defectos. Goebbels, como se recordará, es el mismo que dijo: “Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad”.

Esta es la misma táctica que ha empleado la jefa de la Tupac Amaru, por ejemplo, sobre los resultados electorales del domingo pasado en las elecciones primarias. Dijo que el FPV ganó y que el derrotado fue el radicalismo de Jujuy. Es más: que fue la peor elección de la UCR y que si hoy fuera a una elección, no conseguiría ni un concejal.

En rigor, lo que habría que preguntarse es: ¿A quién le habla Milagro Sala cuando arroja esas frases llenas de cínica falsedad? Una persona que accede a internet y que puede hacer una lectura simple de las elecciones, deconstruye rápidamente el discurso de Sala y concluye que la diputada intenta “vender gato por liebre”. Recurre a un goebbeliano “principio de verosimilitud” usando datos sesgados para expresar un relato falso de la realidad.

Entonces, Sala tiene otro público en mente (salvo que ingenuamente suponga que cualquier ciudadano cree lo que dice). Ese público es la masa. Para dirigirse a ella, Sala utiliza el “principio de vulgarización”, esto es que todo mensaje debe ser popular, pero “adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar”. Esto también lo estableció Goebbels.

Quién es el padre de la criatura

Eduardo Fellner y Milagro Sala son los responsables de la mala elección que hace el kirchnerismo local. Sin embargo, mediante el “principio de transposición”, Sala culpa a Gerardo Morales por haber ganado “haciendo una ensalada rusa” o una “ley de lemas”, ya que –según este planteo paradójico- la UCR habría sido quien más perdió políticamente.

¿De qué marco conceptual político se vale Sala para hacer esta afirmación? No hay duda: del fascismo. Porque el fascismo se caracteriza por su método de análisis o estrategia de difusión de juzgar sistemáticamente a la gente no por su responsabilidad personal sino por la pertenencia a un grupo. Es decir, si estás conmigo sos bueno, pero si estás con mi enemigo sos malo.

De esta idea también se derivan afirmaciones del kirchnerismo local en las que critican –haciendo gala de una total incoherencia con su práctica político electoral- que varios partidos se hayan unido en un frente político para disputar el poder a la “unidad” que irónicamente representan Fellner, Rivarola, Jenefes, Sala y sus grupos tributarios. Ellos mismos, al criticar la unidad del arco opositor, escupen sobre el “todos unidos triunfaremos” de la marcha peronista.

Dicen los textos que el fascismo “aprovecha demagógicamente los sentimientos de miedo y frustración colectiva para exacerbarlos mediante la violencia, la represión y la propaganda, y los desplaza contra un enemigo común (real o imaginario, interior o exterior), que actúa de chivo expiatorio frente al cual volcar toda la agresividad de manera irreflexiva, logrando la unidad y adhesión (voluntaria o por la fuerza) de la población”.

“La desinformación, la manipulación del sistema educativo y un gran número de mecanismos de encuadramiento social, vician y desvirtúan la voluntad general hasta desarrollar materialmente una oclocracia que se constituye en una fuente esencial del carisma de liderazgo y en consecuencia, en una fuente principal de la legitimidad del caudillo”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s