Los “chicos buenos” de #Jujuy hicieron trizas una comisaría en Alto Comedero, ¿borrachos?

Así quedó adentro de la comisaría
Así quedó adentro de la comisaría

El consumo de alcohol -y de otras sustancias adictivas- es un gran problema en Jujuy. Y en barrios ocupados por organizaciones que no respetan la ley, es más peligroso. Así lo experimentaron varios policías de la comisaría del sector denominado “18 Hectáreas” (zona entre Alto Comedero y Palpalá), este sábado, alrededor de las 17, cuando una horda de supuestos borrachos los atacó en respuesta a un operativo que los efectivos habían intentado hacer en un domicilio “social” de la zona.

Las acusaciones apuntan directamente a miembros de una conocida organización social que ha sentado sus reales en el sector y que ya habría protagonizado diversos actos de violencia.

Amparados por la impunidad que les brinda el gobierno provincial, los malvivientes habrían estado tomando bebidas alcohólicas en un local, generando ruidos molestos y disturbios. La policía fue a tratar de calmar la situación, pero tuvieron que salir corriendo, porque los recibieron con insultos y agresiones.

El diario Tribuno, al respecto, informó que los chicos “buenos” robaron celulares, rompieron vidrios, puertas  y muebles. Y que dos policías resultaron lesionados.

Quizá por la vergüenza, el miedo o la zona liberada que la Policía de Jujuy le brinda a este tipo de organizaciones, la Dirección de Comunicación Institucional de esa Fuerza, hizo como si el episodio no hubiese existido. En el parte policial que se envía a los medios de comunicación de Jujuy no figura ninguna noticia sobre el tema. Así, se demuestra el altísimo grado de censura que impera en la gestión del gobernador Fellner. No se puede decir nada, no se puede informar nada, se trata de ocultar todo.

Los violentos –que supuestamente habrían estado borrachos, no se sabe si drogados- persiguieron a los pocos policías hasta la comisaría y allí empezaron a romper todo: puertas, ventanas, la radio y la moto policial, además habrían robado un televisor y varios celulares a las víctimas que en este caso fueron… ¡los propios policías! Tuvo que intervenir un móvil de Infantería para salvar a sus camaradas que estaban siendo protagonistas de una virtual lluvia de piedras.

Habrían sido unas ocho personas las implicadas en el asalto, pero hasta donde se sabe (ya que, vale insistir, el gobierno ni la policía informan) no habría detenidos. Por la zona se vio una ambulancia del SAME, pero tampoco se sabe si efectivamente atendió a los heridos o sólo pasaba casualmente por la zona.

El lugar de donde salieron los atacantes sería propiedad de una organización ligada a un funcionario público vinculado al kirchnerismo, que en Jujuy comanda el gobernador Eduardo Fellner junto a su socia política Milagro Sala.

El salón en cuestión sería una especie de aguantadero, donde se realizarían festicholas de distinta naturaleza, especialmente cuando la gente cobra sus magros planes sociales (capacitaciones).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s