Él no se hace cargo

matias chiquitaPor Matías Angulo – El nuevo spot publicitario de Fellner generó reacciones porque allí promete que si lo elegimos de nuevo, ésa, será su “última gobernación” y “la mejor”.

Que alguien que ha tenido tanto tiempo para hacer de Jujuy algo “mejor” (o por lo menos no empeorar lo que había) diga lo que dice, retumba ofensivamente en nuestros oídos. Y lo muestra como un gran cínico de la política.

Pero hay una frase más pesada, más grave, más insufrible y más indignante del gobernador de los jujeños. Es cuando dice: “De los errores cometidos, me hago cargo y los voy a corregir”.

Fellner simula admitir que sus tres períodos y medio en el Ejecutivo jujeño tuvieron errores. Pero no dice cuáles. No dice, por ejemplo, si hace referencia a los juicios contra el Estado (Fiscalía dejando vencer plazos); si hace referencia a los denunciados sobreprecios en la obra pública; a los negocios mineros que dejan poco a Jujuy; al sostenimiento del esquema de poder de Milagro Sala; a las innumerables muertes impunes; a la denunciada corrupción en el Banco de Acción Social (al desfalco, a las amenazas de muerte); a premiar funcionarios denunciados por desmanejos, poniéndolos en cargos más altos; a la pésima calidad educativa; al descalabro del servicio de salud; a la seguridad pública que se muere de inanición con fuertes componentes mafiosos en la policía; al crecimiento del narcotráfico; a la privatización del Partido Justicialista; a la falta de acceso a la información pública (al secretismo de su gestión); a los acomodos, favoritismos y manejos discrecionales de las políticas de Estado que deberían ser para todos; a su ministro de Gobierno amenazando; a su ministra de Educación dando “préstamos” con fondos educativos. Etcétera. Etcétera.

Pues bien. El señor gobernador, como no aclara, como no es específico, como no enumera sus errores, significa que no los reconoce en lo más mínimo. No los asume. Y por eso, no se hace cargo. Es la gran mentira del spot publicitario de Fellner. Dice –sin inmutarse- que se hace cargo. Y nos miente. Nos vuelve a tomar por votantes estúpidos, vuelve a querer convencernos de que el pueblo de Jujuy está predestinado a vivir en la misma mediocridad por los siglos de los siglos, de la mano de él, subidos al proyecto de su “última gobernación, la mejor”, otra gran patraña orquestada no por publicistas, no por consultores, sino por él mismo.

Fellner nos ha decepcionado. Fellner no hizo todo lo que pudo haber hecho para que nosotros, sus comprovincianos, estemos mejor. Fellner no se ha puesto al frente de los problemas diarios ni tampoco nos deja un futuro. Pudo haberlo hecho desde el momento que asumió. Pudo haberlo hecho desde 1999. Pudo haberlo hecho con la llegada del kirchnerismo, en 2003, como lo hicieron y lo supieron aprovechar algunas provincias. Pero en Jujuy, hoy reina la incertidumbre. Hay mucha bronca y mucha tristeza por las cosas que pasan.

Con Fellner –ya lo hemos comprobado, lo hemos experimentado, lo hemos padecido- no tenemos futuro. Cuando Fellner dice en su aviso publicitario “Vos sabés lo que hicimos, vos y yo sabemos qué es lo que falta hacer”, no podemos creerle. Ya no es un gobernante que goce del favor del pueblo, por lo menos de la mayoría de él. ¡Ya nos dimos cuenta que Fellner no puede, no sabe y no quiere hacer lo que falta hacer en Jujuy!

Cundo Fellner dice que “he gobernado para todos los jujeños”, sabemos que no es así. Sabemos que nosotros y nuestros hijos podríamos haber tenido mejores condiciones de vida si no hubiese habido en Jujuy tanta corrupción y tanta incapacidad para planificar una vida mejor “para todos los jujeños”. Este terminó siendo el gobierno de los pícaros, de los pijoteros, cuando no de los mafiosos y delincuentes. Hemos visto cómo un grupo privilegiado se ha enriquecido al calor del poder político; hemos visto cómo una casta de inútiles se dedicó a cortar las alas a personas serias y capaces que querían hacer cosas buenas por la provincia.

La gobernación de Fellner terminó siendo un “ni”. ¡Son demasiados años en el gobierno como para venir a decirnos hoy que… necesitamos “más inclusión”! ¡Gobernador! ¡Necesitamos más que inclusión! ¡Necesitamos salir de la pobreza estructural, que no se resuelve con los bolsones de su aliada Milagro Sala! ¡Necesitamos obras de saneamiento básicas, que no se resolvieron con el roñoso clientelismo de un lote para cada familia! ¡Necesitamos que los funcionarios no roben en las mil y una maneras que saben hacerlo! ¡Necesitamos ley para todos, no sólo para los que están al margen del poder político o económico! ¡Necesitamos educarnos, necesitamos una estructura sanitaria que sirva! ¡Necesitamos infraestructura básica para la producción, pero todo lo bueno que pudo ser en ese aspecto, fue a parar a un agujero negro! ¡Necesitamos cosas muy elementales para aspirar a ser una sociedad pujante, con proyectos! ¡Necesitamos sentirnos orgullosos de Jujuy!

Necesitamos… ¡libertades!

Necesitamos comenzar muchas cosas de nuevo. Necesitamos un pacto entre jujeños. Y ahora, luego de tres mandatos y medio, ¿el gobernador nos propone cambiar, o cuanto menos mejorar? Si Jujuy debe transitar un camino de cambio, ese camino no es al lado de Fellner. Sin ninguna duda.

No podemos repetir la misma historia provincial. ¡No podemos darnos ese lujo!

Fellner promete poner “todo lo que sé, toda mi experiencia y toda mi fuerza para lograrlo”. ¡Eso no alcanzó! ¡Lo que sabe, no bastó! ¡Su experiencia, no fue suficiente! ¡Y su fuerza –está muy claro- ya no es la misma de antes! Cedió su fuerza y su poder de hacer mejores cosas por Jujuy, porque en el fondo entendemos que… ¡no le importó Jujuy! ¡No le importó lo suficiente, lo necesario, lo que debería haberle importado!

En síntesis, ¡no se hizo cargo! ¡No se hace cargo! ¡No se hará cargo!

“Si me seguís acompañando, esta será mi última gobernación, y te aseguro: será la mejor”, dice el gobernador.

Palabras imposibles de creer. Marketing decadente. Ilusión de un tiempo que no fue y que –con Fellner- no será.

.
.
Anuncios

2 comentarios

  1. Matías Angulo, realmente es un periodista que dice lo que tiene que decir y creo que el resto de colegas y medios debe bancarlo. Hay veces que no estoy de acuerdo con lo que aquí se publica y los comentarios nunca son “coartados” como en otros medios como jujuyaldía… Excelente Matías, aplausos y agradecimientos por tu labor!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s