#Jujuy: “Los dealers del barrio Azopardo son cuidados por la policía”

Renán Dada
Renán Dada

No se guarda nada. Se llama Renán Dada y preside la Juventud Radical de Jujuy y desde ese espacio es candidato a diputado provincial. Habituado a caminar la provincia, encuentra realidades crudas que atraviesan a la juventud vulnerada por la crisis jujeña.

En una entrevista, Dada dijo que está “preocupado y hasta molesto” por la falta de políticas públicas hacia la juventud. “No hay inclusión, falta en educación, falta en salud; para los jóvenes hay falta de trabajo y las posibilidades de desarrollo para los jóvenes hoy, en Jujuy, son casi nulas.

“Hace unos días han tenido participación jóvenes desde el gobierno y vemos que hay una serie de discursos pero poca acción. Y, por otro lado, Fellner plantea que para gobernar hace falta experiencia y obviamente eso deja afuera a los jóvenes de un eventual gobierno.

Más adelante, el dirigente consideró que hay “falta de oportunidades en todos los sentidos” y planteó la necesidad del boleto estudiantil gratuito “en toda la provincia”, porque hay lugares donde los chicos van caminando kilómetros hasta una escuela.

“Un chico de Coranzulí se tiene que tomar dos colectivos y gastar 300 pesos por día para llegar a estudiar en una  universidad… ese chico no estudia, no llega a la universidad y difícilmente haya llegado a la secundaria, porque tiene lejos la secundaria. Y si va –a la secundaria-, no tiene motivación para terminar la secundaria, por eso hay tanta deserción escolar en el interior, no hay expectativas, a lo único que puede llegar a aspirar un chico es ser empleado municipal, o entrar a trabajar en alguna finca, y empiezan a trabajar desde muy temprana edad, porque en  la precarización laboral que tienen las familias en el interior, a los 15 o 16 años, empiezan a trabajar”, diagnosticó.

En cuando a la salud, Dada dijo que “los hospitales no tienen las terapias intensivas ni los quirófanos funcionando, lo que quiere decir que no se puede hacer ni un parto, entonces todo se termina centralizando en el Pablo Soria, y volvemos a centralizar la salud, volvemos a centralizar la posibilidad de curarse. Y en medio de esto, hay gente que tiene viajar ocho o nueve horas a la Capital para poder llegar a un establecimiento donde pueda tener las condiciones necesarias para su atención.

“No pueden hacer un parto en ninguna parte del interior, porque no tenés ni siquiera un anestesista. La falencia de los hospitales públicos creo que es gravísima, entonces volvemos al mismo problema: jóvenes sin inclusión en la salud, jóvenes sin inclusión laboral, jóvenes sin inclusión económica ni educativa.

“Lo más terrible de todo esto, es que empezamos a ver depresión en los jóvenes. Salen a buscar trabajo, algunos chicos también ya tienen la cuestión de que son padres a temprana edad y no encuentran, no hay trabajo. Y obviamente que entran en una depresión y en una situación de no saber qué hacer. Y empieza a haber, en este tipo de problemática, jóvenes que viven en la misma casa y dependen del sueldo de sus padres o la jubilación de sus abuelos que empiezan a mantener una familia más, porque ya llevaron a la esposa, ya tienen hijo, por ahí tienen un plan social, y son chicos que empiezan a perder proyectos de vida y su autoestima.

“Tenemos una provincia que no ha cambiado su matriz productiva en casi cuarenta años y hemos duplicado nuestra cantidad de habitantes; hoy vemos que no hay productividad, no hay desarrollo en Jujuy, entonces tampoco va a haber inclusión de jóvenes en el ambiente laboral.

¿Cómo están los jóvenes en relación al narcotráfico? “Hace algunos años ya lo vengo escuchando a Alderete, inclusive a Matuk, decir que ellos libraron una guerra al narcotráfico en Jujuy. Y creo que si fue una guerra, nos ganaron por lejos, porque en diez años de Alderete en prevención de narcotráfico, no hemos hecho otra cosa que retroceder, no hemos hecho más que perder terreno en ese sentido. Ha avanzado en narcotráfico en toda la provincia. El otro día estuvimos en Azopardo caminando las calles con los chicos, fuimos a hacer un relevamiento de chicos en situación de calle y vemos los “dealers” vinculados a la policía, la policía cuidando a los “dealers” en el barrio, parece que hay una connivencia gubernamental ahí que hay que empezar a prestarle atención, en donde hoy tenemos barrios como Azopardo, que son el centro de distribución de paco en la provincia, y así en toda la provincia. El paco en Jujuy ha crecido de manera desmesurada.

Con el narcotráfico tiene que haber mano dura, tenemos que lograr sacarlo de la provincia, me parece que es prioritario eso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s