Fellner, el inmortal

matias chiquitaPor Matías Angulo – Es cierto que Fellner ha acumulado experiencias, como dice su slogan de campaña: ha usado a Jujuy como laboratorio de sus experimentos políticos, junto a su asistente, Milagro Sala. Han tomado a toda una generación como conejillos de indias, aplicando sus recetas esotéricas. Entre ellas, se destacó la aplicación de un sistema de esclavitud de grupos de personas, sometidas y obligadas a partir de sus necesidades básicas como vivienda, alimentación, educación y salud. El caso del centro de salud de La Quiaca (informe de Canal 13 de hace unos días) es sólo un ejemplo de estas prácticas coercitivas.

El gobernador es un experimentado alquimista que intentó convencernos que la materia puede convertirse en oro o –dicho con más propiedad- que Jujuy es el paraíso. Hoy nos viene a anunciar que tiene la piedra filosofal para resolver “las cosas que faltan” porque no pudo hacerlo en 17 años en el Ejecutivo provincial. Con su incesante método de ensayo y error, este frustrado científico no encontró la solución y necesita seguir experimentando. Ya no con nosotros, sino con nuestros hijos y nuestros nietos.

Fellner nos quiere hacer creer que halló el elixir de la vida, que lo bebió, rejuveneció y ahora es inmortal, y que por eso puede quedarse cuatro años más para dedicarse a su “última gobernación”. En realidad, piensa eternizarse en el poder, pisoteando principios como el de periodicidad de las funciones de la República y el de trasvasamiento generacional del Peronismo. Se trata, por otro lado y dicho sea de paso, de un doble discurso que lesiona y menoscaba el rol transformador e innovador de la Juventud.

En suma, la experiencia de Fellner procede de haber experimentado en Jujuy un modelo que ha fracasado. Fellner y Milagro Sala usaron a Jujuy como experimento del paradigma kirchnerista y hoy todo el país observa azorado cómo esa experiencia de gobierno ha naufragado en el mar del odio y las contradicciones políticas, al dejarnos una provincia más pobre, más desunida, más decadente. A pesar de ser del mismo signo partidario que el gobierno nacional, siempre, durante los últimos 12 años.

Mientras Fellner y Sala experimentaban su proyecto de corrupción, violencia e impunidad, los jujeños experimentaban en sus vidas la falta de oportunidades, el atraso y la desesperanza.

Por eso, Jujuy ya no necesita de la experiencia de Fellner; necesita una nueva experiencia de gobierno para volver al pleno estado de derecho, a la recuperación de la autoridad política y a generar condiciones para resolver la profunda crisis que nos heredan Fellner y Sala.alquimista inmortal

Las prácticas empíricas del experimentado Fellner ponen en riesgo no sólo la gobernabilidad, sino el futuro de Jujuy. La garantía de su modelo ha expirado, se cumplió la fecha de vencimiento, no tiene más valor frente a quienes ya no compran cualquier formato publicitario que les quieren vender.

Hoy, los jujeños quieren comprobar por ellos mismos la realidad del Cambio.

Vivir una nueva experiencia, no la vieja experiencia de Fellner.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s