#Cambio: se acaba en #Jujuy la política K de opresión y desprecio por los DDHH

María Inés Zigarán
María Inés Zigarán

“La gente está muy receptiva, con mucha expectativa de cambio. Tiene un enorme hastío por todo lo que ha venido pasando en la provincia de Jujuy, por el abandono al que han sido lanzadas particularmente las comunidades del interior, donde se nota la ausencia del Estado en servicios básicos que hacen a la calidad de vida de los vecinos”.

La afirmación pertenece a María Inés Zigarán, candidata a diputada provincial en tercer término por la UCR en el Frente Cambia Jujuy, en una extensa nota realizada por la periodista Rosario Agostini en su programa “Que Viva la Pepa” (FM Trentina 87.7)

La candidata, que es comunicadora, docente y una activa militante de los derechos humanos, sostuvo que “es necesario producir el 25 de octubre un cambio que permita modificar una acción de gobierno que para el interior ha significado un enorme atraso.

Al referirse a críticas de sectores financiados por Milagro Sala, algunos de ellos integrados por familiares de detenidos desaparecidos, Zigarán sostuvo que los derechos humanos “son un patrimonio público de cada uno de los argentinos. Los derechos humanos no son patrimonio de un partido político ni de un proyecto de gobierno. Lo que hizo el kirchnerismo en los últimos años –si bien ha acompañado procesos que han sido el resultado de las luchas de los organismos de DDHH y de los familiares- es haber producido un enorme retroceso en términos en la apropiación de la causa de los DDHH por parte de la sociedad.

Los K instalaron “una perspectiva sesgada de lo que significa la causa de los derechos humanos. Defender y trabajar por la cultura de los DDHH, significa defender todos y cada uno de los derechos de todos los ciudadanos en el presente. El falso relato del kirchnerismo ha olvidado esto.

“Por una parte, se dedicaron a destruir las instituciones. Esto es típico del populismo. Pero además, una cultura político institucional que tiene una absoluta desafección por la cultura de DDHH. Destruir instituciones como el Poder Judicial, los intentos de colonización de este poder, tal vez es la señal más clara que hay un gobierno que tiene absoluto desprecio por la cultura de DDHH, aunque levante banderas de los derechos humanos como una consigna fundamental de su relato.

Para la candidata a diputada, en la provincia de Jujuy “ha ocurrido un proceso similar, pero además se ha permitido el desarrollo de sistemas opresivos vía la ayuda social. En Jujuy lo podemos ver claramente con lo que ha ocurrido con algunas organizaciones sociales, no todas, sino en particular las que lidera Milagro Sala, que se han encargado de desarrollar un sistema que, con la excusa de garantizar derechos económicos y sociales, dando un plan social o un bolsón alimentario y el acceso a la vivienda, les han conculcado a miles de personas los derechos sociales y políticos, derechos fundamentales como el derecho a la libertad de expresión, el derecho a la libertad de asociación, han suprimido las identidades políticas, los han extorsionado a través de la necesidad para que pertenezcan al proyecto de Unidos y Organizados.

“Todo eso que ha venido sucediendo no tiene nada que ver con la cultura de los derechos humanos. Se han cometido delitos. Inclusive, hemos conocido a través de programas nacionales de TV, pero también a través del testimonio directo de personas que nos han contado aterrorizadas, violaciones a sus derechos más fundamentales, el derecho a su integridad, a su dignidad, yo diría torturas, golpizas de tipo disciplinar, que nosotros hemos conocido a través de sus relatos y que se aplican a través de ese sistema opresivo que se ha desarrollado. Eso no tiene nada que ver con los derechos humanos.

Zigarán entiende que también hubo un proceso de cooptación de algunos sectores “que están perdiendo la perspectiva de lo que significa la causa de los derechos humanos. Me entristece profundamente.

“Pero además tenemos que terminar con esto que ha producido el populismo: ha corroído el diálogo social, la posibilidad del encuentro, de la construcción del consenso, la posibilidad del diálogo con la crítica política instalada en el medio, porque pertenecemos a proyectos políticos distintos, pero también ha habido un profundo deterioro del diálogo social.

“Eso es uno de los obstáculos que impide la recuperación de la democracia como sistema de vida, de una democracia real que hemos conquistado todos en el 83. Pero hay una pérdida enorme de la calidad democrática. Muchas de las cosas que están pasando tienen que ver con eso.

“Lo que tenemos que recuperar son cosas fundamentales para avanzar en el respeto a los derechos humanos de todos y cada uno de los jujeños. Hay que recuperar el diálogo, las instituciones, poder mirar a los otros no como un enemigo al que hay que destruir, sino como una persona con la cual construir a pesar de las diferencias. Hay que recuperar la perspectiva del proyecto común y el verdadero valor de los derechos humanos.

“Yo estoy conmovida por la cantidad de gente que ha pasado por ese sistema opresivo, que ha quedado absolutamente aterrorizada, silenciada, sin posibilidad siquiera de denunciar este tipo de situación.

“Una de las cosas que se confrontan el 25 de octubre tiene que ver con esto. Entre las muchas cosas que los jujeños deben decidir es entre una democracia real, donde los derechos humanos sean respetados, donde a las poblaciones bajo planes sociales se les garanticen derechos, o seguir tolerando la violación a los derechos humanos.

El 25 de octubre Gerardo Morales va a ganar las elecciones en la provincia. Desde esa perspectiva, como legisladores vamos a acompañar todos los ejes del proyecto de gobierno de Cambia Jujuy y que se va a presentar el 29 de septiembre, construido a partir de un trabajo colectivo y sistemático de todos los equipos del Frente Cambia Jujuy.

Zigarán dijo que, en lo personal, desde su banca, trabajará por la definición de un gobierno abierto, “saliendo de este estado de situación de gobierno absolutamente cerrado, sin ningún tipo de información, sin contacto con la sociedad civil, que no ha interpretado las demandas sociales.

“El gobierno abierto tiene como ejes la transparencia, que implicará modificar la ley de Acceso a la Información Pública, la Ley de Ética Pública, para que las declaraciones juradas de los funcionarios se conozcan y la gente pueda analizar el patrimonio de los funcionarios públicos.

“Este nuevo modelo de gobierno va a recuperar la participación ciudadana valorando el aporte propositivo de los ciudadanos y la inteligencia colectiva que hay en la sociedad, que el actual gobierno ha desaprovechado por esta incapacidad de encontrarse con la gente y mirarla a la cara.

“Con Gerardo es lo que decimos siempre: este gobierno se ha olvidado de mirar a la cara a la gente. Si lo hubiesen hecho, le habría dado una enorme sabiduría para conducir los destinos de la provincia y resolver los miles de problemas que hay en los barrios, y todavía siguen irresueltos.

“El gobierno abierto también supone el desarrollo de políticas públicas con diseños colaborativos. Estos ejes van a ayudar a mejorar la calidad institucional y democrática, así como la defensa de los derechos de las minorías, de las mujeres, que sigue siendo una deuda pendiente. Pero creemos que va a haber un gobierno permeable a eso”, sentenció la candidata, entre otros conceptos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s