La ley de la selva en #Jujuy: siguen atentando contra los periodistas independientes

El esquema de violencia contra los periodistas que critican al gobierno provincial y a los feudos municipales, se volvió a poner de manifiesto en los últimos días. El periodista de San Pedro de Jujuy, Marcelo Pastore, volvió a vivir un hecho de manifiesta intimidación. Se trata de una forma de vida (del periodismo local) que ha sido permitida en la provincia por el tándem Fellner-Milagro Sala.

El viernes 25 de septiembre por la noche, personas no identificadas, aflojaron de manera intencional cuatro tornillos de la rueda trasera de la motocicleta de Pastore que estaba estacionada fuera de su domicilio.

“Fue un atentado. Lo quisieron matar”, aseguró Juana Leiva, la esposa del periodista, en un artículo que fue publicado recientemente por el diario La Nación.

El hecho no se trata de una “sensación”, sino que demuestra que al gobernador Fellner y a su vice Jenefes no les importa, en lo más mínimo, este desmadre de la ley y de elementales códigos de convivencia que se sufren en Jujuy, un lugar donde impera la ley de la selva.

En un comunicado, el Foro de Periodismo Argentino (Fopea) se solidariza con el periodista y reclama a las autoridades locales y provinciales que garanticen su integridad física y la de su familia. Una exigencia que choca contra la sordera, el hermetismo y el cinismo de las autoridades gobernantes.

Fopea indicó que no es la primera vez que Pastores es atacado , ya que él y su esposa “vienen siendo hostigados y amenazados por su tarea periodística al punto de que, hace poco más de un mes, debieron mudarse a una casa del centro de su ciudad”, debido a las reiteradas pedradas que recibían en su casa.

Pastore conduce el noticiero RTV Noticias, en el que presenta informes periodísticos sobre la realidad de San Pedro de Jujuy. Según denunció, ya fue amenazado de muerte en reiteradas oportunidades y, aún formuladas las denuncias policiales, las investigaciones no avanzaron ni tampoco ninguna autoridad le ofreció apoyo ni garantías de seguridad.

Es decir, el grupo de poder que tiene a cargo la protección de los jujeños se pasa por los huevos lo que le ocurre a este periodista que, pardójicamente, vive en la misma ciudad donde lo mataron de un tiro por la espalda al militante radical Ariel Velásquez.

Una de las pocas voces que se levanta para protestar por la indefensión de los periodistas en Jujuy es Fopea, ya que el sindicato que prensa que existe en Jujuy está entregado al oficialismo.

Marcelo Pastore
Marcelo Pastore
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s