La iglesia Católica sigue absolviendo a #MilagroSalaPresa, pero #Jujuy ya la condenó

Sala con el papa Francisco
Sala con el papa Francisco

Primero fue una misa en Buenos Aires, luego la noticia de que Jorge Bergoglio le mandó un crucifijo. Más adelante se sumaron declaraciones del titular de la Pastoral Social y las nunca confesas operaciones diplomáticas del Vaticano para que la liberen. Lo cierto es que –en una abierta confrontación con el más elemental sentido de justicia que exige hoy esta sociedad- la Iglesia Católica sigue absolviendo a Milagro Sala de sus delitos y pecados. Pero Jujuy ya la condenó.

Lo nuevo es una Carta de “los curas en la opción por los pobres”, donde vuelven a presentarla como víctima del sistema, de oscuras corporaciones y de los monstruosos seres que votaron a Cambiemos hace cinco meses. Lo único que les falta es culpar a los electores por haber elegido nuevas autoridades y porque ahora empieza a funcionar la Justicia.

Incluso los autodenominados “curas tercermundistas” admiten que no la conocen “de cerca” a Sala, en la carta que fue difundida recientemente por la Tupac Amaru. Si la conocieran como los jujeños, es probable que esta carta estuviese dirigida a Mabel Balconte, diputada que denunció amenazas del “grupo mafioso con poder de fuego” que, según dice, aún se mueve en las sombras de Jujuy.

Aquellos que no vivieron en Jujuy, que no conocen lo que pasó aquí durante estos años, suponen que la fortuna de haber sido galardonada en la Universidad de la Plata y recibida por el Papa, hacen de Milagro Sala algo mejor que una dirigente infame, violenta y corrupta. Para los de afuera de Jujuy, es un asunto poco menos que folclórico, casi pintoresco. Kirchnerizados hasta extremos irracionales, convierten a Sala en ícono de valores que jamás representó. De este modo, acuñan la Milagro Aborigen, la Milagro Pobre, la Milagro Luchadora, etcétera, y van transfiriendo esas falsas representaciones entre aquellos que aún siguen pensando que el “proyecto nacional y popular” fue un plan de gobierno revolucionario que mejoró al país; las últimas noticas, en cambio, señalan que ese proyecto Nac & Pop estaba conducido por una asociación ilícita para robar todo lo que podían.

Es decir, una banda de delincuentes para saquear el dinero del Pueblo.

En este contexto, es bastante problemático pretender aplicar metáforas bíblicas a la situación carcelaria de Milagro Sala, como presuntuosamente hacen los presbíteros tupaqueros. Todos en Jujuy se preguntan cómo esos “curas tercermundistas” pueden comparar la detención de Sala al sufrimiento de Jesús, cuando lo que ella hizo fue precisamente oprimir, esclavizar y extorsionar a los pobres por los cuales los curas dicen optar. Es posible que Sala haya pagado a la iglesia Católica un número no precisado de “indulgencias” durante la década pasada, a través de distintas formas de colaboración, lo que sin lugar a dudas pone al clero en la incómoda situación de sorprender cada tanto a su feligresía con extraños documentos “pastorales”. A favor de la “víctima” Sala, por supuesto.

Cualquiera tiene el derecho de sentir lástima por Sala, pero la sociedad tiene derecho a que funcionen las instituciones, por ejemplo, castigando a los delincuentes. Para ello, se necesitan condiciones de libertad civil, a fin de que quienes durante años fueron sometidos por la ahora canonizada Milagro, puedan vivir en paz y empezar a tener un horizonte de futuro lo más digno posible.

Muchos ex tupaqueros hoy respiran tranquilos. Están esperanzados en que Sala se quede por un buen tiempo en el penal de mujeres de Alto Comedero, rehabilitándose.

Por eso suena absurdo el apoyo de los curas. O perdieron la brújula o, tal vez, se han lanzado a un terreno político de abierto enfrentamiento con el nuevo gobierno, tanto nacional como provincial. Acaso porque ahora en Jujuy no hay un gobernador que haga reverencia a la curia, sino uno que promueve libertades, derechos, respeto y convivencia.

Los tercermundistas no deben saber que Jujuy está dando pasos vitales para que en la jurisdicción provincial vuelva a regir la ley. No para evitar cortes de ruta, ya que eso es lo de menos, sino para ordenar las relaciones sociales a partir de normas básicas de convivencia. Acá se votó para que ya no nos gobierne la pasión y la ambición desenfrenadas, como ocurría hasta hace cinco meses.

Por si alguien hasta ahora no lo entendió y cree que los poderes de las tinieblas han capturado a una pobre mujer inocente, hay que repetirlo: Sala no es víctima; Sala fue victimaria de miles. Hoy está detenida porque si la dejasen libre –como dijeron los jueces y fiscales- es posible que obstruya el normal desenvolvimiento de la causa. Por ejemplo, amenazando. Por ejemplo, consumando esas amenazas.

Los curas del tercer mundo se han lanzado a la titánica tarea de resucitar el relato. Vuelven a hablar de falsas antinomias, que sólo conducen al enfrentamiento de los argentinos. No de los jujeños, quienes en octubre pasado dijeron basta a los atropellos de Sala y su grupo, sacándose de encima al kirchnerismo de ideas cortas y manos largas.

Se puede proclamar homilías grandilocuentes y reivindicar a los sufrientes.  Se puede invocar la figura del Papa Francisco. Se puede suponer que el sistema de poder religioso otorga prerrogativas temporales.

Lo que no se puede hacer es insultar a toda una provincia, por más pobre, marginal, desigual y tercermundista que sea.

Porque según ese razonamiento, con Sala en libertad los jujeños volveríamos al “paraíso” del que “gozamos” hasta el día que Gerardo Morales lideró el cambio político.

En una cosa tienen razón los curas: Sala ya fue condenada, sin juicio, por toda la comunidad de Jujuy. La política, la Justicia y las instituciones republicanas hoy cumplen su rol a partir del mandato popular. Hay que recuperar años, décadas, perdidas.

La violencia discursiva de los curas tercermundistas parece no tener límites. ¿Se creerán igual de impunes como lo era Milagro Sala? ¿Quién les predica y exhorta a estos catequistas del “odio de clase”, a estos mensajeros de la “vendetta política”? ¿Jorge Bergoglio?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s