Gobierno defiende y explica la reubicación de un docente en la Escuela Normal

Aurora Brajcich
Aurora Brajcich

La secretaria de Gestión Educativa, Aurora Brajcich, defendió la reubicación de un docente en la Escuela Normal Juan Ignacio de Gorriti y tras aclarar que no se trata de una designación, destacó que lo que hizo el Ministerio de Educación fue disponer que el educador –que estaba sin funciones- cumpla una tarea efectiva por el sueldo que percibe.

Brajcich explicó que en la Provincia se tienen más de trescientos docentes en disponibilidad, estado que “se genera por situaciones de vieja data originadas en cierre de divisiones, cierre de experiencias y cierre de instituciones educativas y que son docentes a los que se les debe asignar una tarea”.

Agregó que si bien muchos de estos educadores están prestando efectivamente servicios por la paga que reciben, hay otros que no tienen tarea y por lo tanto el Estado tiene que asignársela. “No es que se desplaza a nadie como dice la directora de la Escuela Normal. El Estado ubica a las personas para que desarrollen una tarea, no es para que estén como ñoquis, sino para que efectivamente presten un servicio”, precisó.

“Esto no se vino haciendo en muchos años; nosotros nos encontramos con esta situación y estamos tratando de resolverla para que las personas se ganen dignamente el sueldo”, agregó la secretaria.

Por su parte, la directora de Educación Secundaria, Silvina Camusso, recordó que el docente tiene derechos adquiridos y que el procedimiento seguido en el caso se enmarca en un todo dentro de la normativa en vigencia. El docente –precisó- “tiene 36 horas en un proyecto de Escuelas Itinerantes que ha concluido; él ingreso a la escuela por orden de mérito y con la presentación de un proyecto, es titular desde 2006, es decir que es un profesor titular con sus 36 horas y eso es lo que se está reubicando”.

Tras aclarar que no se le impuso a la Escuela Normal ningún docente, Camusso resaltó que lo que se hizo fue reubicar esa carga horaria en el establecimiento, donde el profesor podría haber dado clases o desarrollado las actividades que le encomendaran los directivos.

Por el otro lado, indicó, “la directora de la Escuela Normal no toma posesión del cargo al profesor y en consecuencia, no puede tratarlo de ‘ñoqui’ si no le asignó tarea” y tampoco puede afirmarse que los docentes suplentes serán desplazados por el educador reubicado. “Este profesor tiene su propio presupuesto, no desplaza a nadie; los suplentes sólo pueden ser desplazados por el titular, pero esa es otra situación”, explicó.

En tanto, la supervisora de la Escuela Normal, profesora Patricia Guerrero, advirtió que el posicionamiento de la directora Graciela Nebhen respecto de la mirada de la gestión directiva “es una mirada reduccionista, netamente administrativa y sin la visión holística con la que tiene que ser mirada la gestión educativa”.

Tras revelar que recientemente la directora Nebhen hizo un requerimiento de personal para acompañar a los alumnos en olimpiadas de Física y Química,  se preguntó por qué no dar a los estudiantes la posibilidad de construir una trayectoria escolar en la que se pueda destacar el deporte con una enseñanza particular que ponga en valor las actitudes, las aptitudes y las cualidades de los educandos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s